Fundador / Conferencias

Darío Salas SommerLea aquí una de las más de 2.000 conferencias dictadas por Darío Salas Sommer para los socios de todas las Sedes del Instituto Filosófico Hermético en el mundo.

CONFERENCIA DE FILOSOFIA HERMETICA
Darío Salas Sommer
(transcripción textual de conferencia oral)

Tema central: El progreso Espiritual

Algunos de los otros temas tratados:

  • El esfuerzo
  • Las metas
  • Comprender y analizar la propia vida

Siempre he destacado lo chocante que resulta esa característica del ser humano de saber algo y no asumirlo, saber algo pero no actuar consecuentemente con lo que se sabe; o sea, cómo las personas asumen ciertas verdades en forma teórica y dicen: "sí, yo estoy de acuerdo con eso, yo creo en eso, se que eso es de esa manera", pero viven como si eso fuera falso, actúan como si eso fuera falso, y sus sentimientos comunes corresponden a la falsedad de aquello que afirman aceptar . Es como saber algo y no enterarse de lo que se sabe, es como...¿se acuerdan cuando dijimos, una vez, la diferencia que hay en saber que estamos en el exterior de una esfera en el espacio?...¡Que distinto es saberlo, a asumirlo!. Entonces, yo dije una vez que si esta persona lo asume de verdad en un momento, ¡capaz que le den nauseas en ese mismo momento!; o sea, que se sienta enferma de asumir en ese instante que estamos, quizás cabeza abajo...bueno, en el espacio se pierde lo que es arriba o es abajo. Podríamos decir que todo es abajo, ¿no es cierto? O sea, en el fondo, a lo mejor estamos cabeza abajo, con los pies puestos en la tierra, y cabeza abajo sobre una esfera en el espacio. ¿Han visto situación más como chocante que eso?. Es bastante chocante, ¿no es cierto? Pero, como que no pensamos en eso. Lo sabemos, no lo ignoramos. Para que sea más chocante todavía: somos monos, somos simios todos. Conviene una vez mas recordar un libro a que me he referido muchas veces y que es interesante releerlo de vez en cuando: "El mono desnudo", de Desmán Morrís, porque ahí como que uno recuerda. Bueno, ¿y quien ignora que somos simios?... nadie lo ignora. Se han hecho películas del planeta de los simios donde se deja ver eso claramente, pero ¿quién actúa como si fuéramos simios? Nadie, o por último ¿quién lo tiene presente en su mente? Nadie.

Entonces ocurre que muchas, muchas veces la gente se desalienta con el trabajo espiritual, porque encuentra difícil evaluar el progreso, evaluar los cambios. Al comienzo los cambios son como muy notorios; por el contraste, pareciera que al principio los cambios son muy rápidos, y lo que ocurre es que hay mucho contraste. La persona ha estado toda su vida anterior sometida a la inercia, y de repente, empieza a moverse por si sola; empieza a tener más capacidad de autodominio; más capacidad de hacer cosas nuevas. La persona se vuelve más libre, más creativa, más autónoma, y eso está tan cerca de su experiencia anterior que parece un cambio muy, muy importante o bastante notorio. Después la persona se va volviendo más sofisticada, por falta de claridad en las metas. Es muy importante para el estudiante de hermetismo el ponerse metas transitorias. Las metas transitorias son importantísimas, porque la meta definitiva, la meta más importante.... digamos... está tan lejos, que la persona nunca se va a dar cuenta claramente en que medida se acerca o no a esa meta. Por eso, para poder darse cuenta del propio cambio, hay que ponerse metas más bien modestas en un comienzo, pero concretas, que se refieran a cosas que uno no pueda hacer en este momento, cosas que no maneja y que uno se propone manejarlas. De hecho, sería muy sano que cada persona que entra a la escuela hiciera un análisis de cuales son sus problemas en ese momento, cuales son sus carencias, como se siente, que es lo que desea conseguir; porque si alguien dice: "ya, yo quiero perfeccionarme espiritualmente". Está bien claro, esa es la meta total, la meta general, el camino. Pero, ¿qué involucra eso, que es lo que la persona piensa que forma parte de esa perfección espiritual? Entonces alguien va a querer, por ejemplo, vencer ciertas carencias, un tipo puede ser tímido, otro puede ser un poco narciso, otro puede ser irresponsable, otro puede sentir que es flojo, y que son cosas importantes. Entonces el tipo debe anotar eso y ponerse como meta transitoria o provisoria, dejar de ser flojo, supongamos, vencer la irresponsabilidad, o dejar de ser narciso.

Más que eso, si el tipo, supongamos, anota como una meta provisoria transitoria el dejar de ser narciso, que anote: cómo lo afecta el narcisismo en este momento; cómo lo afecta en su vida; en qué lo perjudica; cómo lo perjudica; cuál es la extensión del problema, que cosa le impide hacer; cuál es la sensación emocional que le deja eso; cuánto tiempo le quita; cuanta energía le quita; porque, a lo mejor va a pasar mucho tiempo, y no va a poder vencer el problema totalmente, y podría decir: "fracasé, porque no he vencido el narcisismo". Pero, resulta que si la persona analiza con calma se va a encontrar que han desaparecido la mitad de los síntomas negativos que le producía el narcisismo, y entonces sí ha existido un progreso.

La gente tiende a olvidarse muy fácilmente de cómo era antes; ese es un problema que tienen todos los psiquiatras y psicólogos con sus pacientes. Las personas llegan ahí en malas condiciones de repente y después de un tiempo dicen: "yo no he tenido ningún progreso, siento que no he progresado nada". Porque, esa sensación de no progreso es muy simple, todo lo paulatino produce la impresión de que no hay cambio, porque es muy, muy paulatino; pero, si ese mismo cambio fuera brusco, la persona lo experimentaría como un terremoto, posiblemente. Es lo mismo que si aquí empezáramos a bajar la temperatura; imaginemos que esta charla durara diez horas, aquí fuéramos a estar diez horas, y empezáramos a bajar la temperatura medio grado por hora. Cuando termináramos la charla ni siquiera nos daríamos cuenta probablemente que bajó la temperatura, estaríamos acostumbrados; pero si bajamos cinco grados de golpe todos nos vamos a dar cuenta. Entonces, yo les pido, les sugiero, a todas las personas que están años en la escuela, que se acuerden como eran, se acuerden que algunos eran como pajaritos cuando llegaron a la escuela, pajaritos en el sentido de una ingenuidad espantosa; pajaritos en el sentido de " volados"; pajaritos en el sentido de que vivían en el mundo de "Bilz y Pap", su realidad era el mundo de "Bilz y Pap".

Entonces hay que anotar esos cambios, hay que asumir los cambios, darse cuenta y agradecerlos....agradecerlos al propio trabajo, y agradecerlo al poder supremo, al poder supremo que es el que permite en última instancia que las personas puedan efectuar este tipo de logros. Es muy importante el sentir que uno ha hecho cosas importantes, y que las tiene, que pertenecen a uno, que son capacidades que uno ha desarrollado, y que no las va a perder jamás. Entonces el trabajo espiritual como que cobra otra dimensión. La persona cuando tiene presente lo que ha alcanzado, por naturaleza va a andar siempre más armónica, más positiva, en una actitud mucho mejor. Pero hay otros, que lo único que ven es lo que les falta, y, naturalmente, las personas que ven lo que les falta andan descontentas. Es como el antiguo dicho en donde le presentan a la persona un vaso de agua lleno hasta la mitad y le dicen: "¿qué es lo que ves ahí?". Entonces algunas responden: "un vaso medio vacío", y otros "un vaso medio lleno". Fíjense, y es una cosa instintiva. Eso muestra los enfoques de las personas.

Al asumir, al darse cuenta del avance, al comprender que eso involucra desarrollar capacidades que están a disposición de uno, la persona no puede, digámoslo así, ponerse negativa. No puede quejarse de que no hace cosas. Está en sus manos hacerlas. Yo creo que lo que más "le revienta" a las personas en todo el mundo es que les digan que por qué no hacen lo que quieren si eso esta en sus manos. Les da una rabia espantosa, porque creo que se vuelve a la niñez, y es como si le pidieran plata al papá para ir a comprar chocolates, y el papá les dijera: "bueno, pero es cosa tuya, gánate la plata, anda a trabajar, ¿qué se yo?, tú verás como lo haces". A la gente no le gusta eso, le carga. A la gente le gusta tener alguna disculpa que justifique su falta de esfuerzo, su falta de entrega, su falta de dedicación a sus propias metas. Porque, mientras la situación económica esté difícil en un país, naturalmente que un tipo no tiene por qué sentirse avergonzado, no tiene por qué caérsele la autoestima si le va mal. Entonces, el tipo se tranquiliza, pero lo cierto es que igual el tipo podría triunfar en las cosas que desea si de verdad se lo propone, pero las personas no tienen esta visión de que si se puede. Es posible tener lo que uno quiere si trabaja lo suficiente, si se entrega lo suficiente, y lo hace con la debida impecabilidad.

Hay un programa de televisión muy estúpido, muy "snob", pero que dentro de todo ese "snobismo" hay una lección muy interesante. Se llama algo así como "Viajando con los ricos y famosos", "la vida de los ricos y los famosos", o algo así; el otro día tuve oportunidad de verlo en la televisión, y salían casos interesantísimos. Salía un tipo en Guatemala que era un borracho, pero un borracho pobre, no un borracho rico, o sea un borracho como el que podemos ver en cualquier cantina pobre aquí nosotros, del pueblo. Y ese tipo de algún modo, la desesperación o que se yo, lo llevo a pensar en como ganar dinero y se le ocurrió empezar a fabricar ron, y se convirtió en el rey del ron y es uno de los hombres mas ricos de Guatemala. Mostraban que tiene cuarenta caballos andaluces, cada caballo avaluado en 350.000 dólares; una de las casas más grandes de Guatemala, muy hermosa, y su familia vive en otras cuatro mansiones en un condominio en las montañas. Entonces, hay gente que en algún momento cree en algo, se saca los topes por algún motivo. Salió el caso también de Oleff Casini, el célebre modisto ruso de origen de la época, hijo de una familia rica en Rusia, pero que perdieron todo en un momento dado y que llegó a Estados Unidos sin un peso. Y empezó a moverse muy bien, y terminó casándose con una artista de su época que era muy famosa, llamada Jean Tierney; después estuvo de novio con Grace Kelly, fue el modisto de Jacqueline Kennedy, se empezó a mover en esferas muy altas. Bueno, el tipo tiene una mansión de treinta y cinco habitaciones, con salones de mármol, con todas las decoraciones traídas de Italia, mármol italiano, ¡fantástico! Gente que no tenía nada, no tenía un peso. Entonces, es posible, pero ¿qué tenían esas personas que otros no tienen? Oleff Casini, entre otras cosas, tiene en este momento 80 años según decía ahí, no se si la película había sido filmada hace poco o era antigua; cuando hablan de este momento puede ser diez años atrás. Quizás, pero, en ese momento con 80 años Oleff Casini competía en carreras de caballo. Él competía y terminaba ganando una carrera. Entonces le preguntan la razón de su éxito y el dice: "yo creo que la razón de mi éxito es la energía que yo he puesto en todo, siempre. Aunque no supiera algo, he tratado de poner toda mi energía y hacer lo mejor posible con el mayor de los entusiasmos, y poner todo de mi parte". Entonces yo les pregunto: si ustedes hacen eso, si no hacen eso siendo hermetistas; entonces, un tipo de afuera lo está haciendo mejor, o lo ha hecho mucho mejor que ustedes. Si lo hace un tipo de afuera, con mucha mayor razón podrían hacerlo ustedes.

Después, llama la atención como en otros países hay gente tan rica que no son empresarios ni mucho menos. Sale el caso de un cómico, por ejemplo, en la misma serie ésta, no recuerdo el nombre. Un tipo bien poco conocido, que es tan importante en Estados Unidos que todos los políticos tratan de estar bien con él, para que no vaya a hacer bromas muy pesadas sobre ellos en sus programas, y el tipo es imitador solamente, imitador y cuenta chistes. Vive solo en una casa maravillosa de dieciséis habitaciones con varios acres de terreno. Fabuloso. Entonces lo ha ganado imitando, imitando voces, siendo cómico, pero ¿cómo lo ha hecho?... porque es gente que se entrega cien por ciento a lo que hace. Mostraban al tipo, por ejemplo, como prepara sus actos. Tiene películas de las personas a las cuales quiere imitar, y entonces tiene un salón fabuloso en su casa con un home theather, esas pantallas de televisión muy grande, donde ve a las personas, las escucha hablar y repite, repite, repite una y otra vez la forma de hablar, hasta que logra imitarlos bien. Entonces, la entrega de las personas, el compromiso con lo que hace. Pero nosotros los latinos no estamos acostumbrados a eso; como que el concepto es "ya pues, trabajar tantas horas y después descansar, y después de descansar salir a vacaciones, después hacer "San Lunes", y después seguir, pero seguir como en forma no demasiado sacrificada. O sea, hacerle empeño, pero bueno, y qué es lo que pasa, es difícil que en Chile una persona se muera de hambre; ni aún entre la gente más modesta, siempre hay alguien que lo acoge, algún pariente que lo acoge. Alguien puede estar en la calle, pero alguien lo acoge siempre. En otros países nadie los acoge. Nadie. En otros países nadie lo invita a uno a cenar o a comer en sus casas, por ejemplo, nadie. Eso es una costumbre "chilensis". Es muy raro que en otro país lo inviten a comer a la casa de una persona; de invitarlo, lo invitan a un restaurante. En otras partes.. bueno.. hay un dicho en otros países que si un auto atropella un perro llegan diez personas a recoger al perro y a salvarlo, pero se cae una anciana, la pisan y no la recoge nadie.

En la época de los hippies. Digo en la época de los hippies, porque ahora ya no hay hippies. Los hippies de EE.UU., por ejemplo, se diferenciaban notablemente de los del resto del mundo ... por los menos, de los hippies latinos. Los hippies latinos todos gorditos, los hippies americanos cadavéricos. ¿Cómo se explica que un hippie haya sido gordito?...siempre había una tía, una abuelita detrás, algún pariente, algún amigo, alguien. Pero en otros países no existe eso. Fíjense, (...) ¿qué hacen los padres chilenos?, los padres latinos... "proteger a la niñita y al niñito", o sea cuidarlo, que no salga a tal hora, que no le pase esto, que no lo de más acá; siempre protegiéndolo:"Mi hijita, si usted se casa y le va mal, no importa que tenga 40 años, vuelva a nuestra casa siempre, es su casa esta". En fin, y que se yo. En Nueva York la mayoría de los estudiantes universitarios se han ido de la casa hace años ya, y se pagan la universidad con sus estudios, son mozos de restaurante, trabajan en la noche y estudian en el día, o de alguna forma se las arreglan, pero hacen las dos cosas, se mantiene el mismo. Hay jóvenes que se van, o niños si quieren decirlo, se van a los 14 años de la casa en Estados Unidos, y ven a los padres a veces. Vuelven a verlos cuando tienen 25 años de repente, si es que los ven. Eso, a nosotros nos parece muy chocante. Hay una sobreprotección aquí y, lógicamente, cuando hay sobreprotección hacia los hijos, hacia los niños, cada cual se siente especial, el niño le va a pedir al mundo lo mismo que los padres les dan, .. una actitud parecida. De hecho a los niños malcriados, aquí les dicen "abuelados". Mientras más malcriados, abuelados por la abuelita, ¿no es cierto?, mal criados por la abuelita significa eso. Pero yo creo que la expresión se aplica a cualquier malcriado, haya sido por la abuelita, por los papas, por el sistema, por lo que sea; entonces, el "abuelado" le va a pedir al mundo un trato igual al que le dieron sus padres o su abuelita, se va a sentir privilegiado, se va a sentir especial, distinto, no va a saber lo que significa ponerse, salir al mercado. ¿Qué significa salir al mercado?: producir valores transables en el mercado. ¿Por qué les apareció otro hoyo en la cabeza a todos?...punto ciego parece esto. Producir valores transables en el mercado. Fíjense, hay médicos, por ejemplo, que son simplemente médicos y ganan 300.000 pesos mensuales, después de haber estudiado tantos años; hay otros médicos que producen valores transables de alta demanda y que ganan 5, 6, 7, o 10.000.000 de pesos mensuales. Pero a la gente no le gusta salir al mercado, la gente quiere que el Estado los proteja. Salir al mercado, lo repito, significa producir uno mismo algún tipo de valor que la gente necesite , y por el cual estén dispuestas a pagar el pago. El que la gente este dispuesto pagar por algo indica que ese es un valor transable y que efectivamente es algo valioso.

Eso lo hace no solo un industrial, un empresario, sino que lo hace todo profesional o toda persona que trabaja en alguna ocupación lucrativa. Cuando una persona no gana mucho es porque, los valores que está produciendo no tienen mucha demanda, hay demasiada oferta. Si yo esperara ganar dinero cargando sacos, por ejemplo, de cargador de camiones, naturalmente que sé que tendría que ganar muy poco porque, hay demasiada oferta, son muchos los cargadores de camiones y lo que ganan es muy poco. Pero, si yo pudiera descubrir un sistema para cargar un camión en la tercera parte del tiempo en que se carga normalmente, a lo mejor, podría cobrar bastante caro por eso. ¿por qué?...porque, le significaría una economía de tiempo a los dueños de camiones.

Espiritualmente es lo mismo, el avance de ustedes compárenlo con lo que gana una persona. De hecho en los primitivos rituales de la masonería de Irán -la masonería de Irán era hermética, era la verdadera masonería hermética- se hablaba, se usaba una expresión que persiste, persistió, quedó hasta nuestros días en algunos rituales masónicos, donde se hablaba de un salario, puesto que los que integran una logia se les denomina obreros. Obreros porque, la masonería se inició como una corporación constructora de constructores. Entonces, cuando terminaba una reunión masónica en la antigüedad, se hablaba de que los obreros recibían un salario. Una expresión muy hermética, muy interesante, porque es lo que pasa aquí en el instituto. Todos reciben un salario. Ese salario es lo que reciben de la naturaleza por el trabajo interno que ustedes mismos hacen, dependiendo de los valores que ustedes produzcan va a ser el salario que van a recibir de la naturaleza, y si existe simulación en el trabajo, el salario puede ser nulo. Aún más, la naturaleza puede no solo no pagar nada, sino que, cobrar más encima; si la persona actúa mal, incorrectamente, la misma cosa. Entonces, si uno espiritualmente quiere progresar, tiene que ponerse en el mercado también, es lo mismo que producir valores en cualquiera otra cosa, con la diferencia que estos valores son los que identifican tradicionalmente a lo que debe ser una persona espiritual; el dominio de si mismo, en qué medida se autocontrolan ustedes; la modestia, en qué medida han vencido la importancia personal; el estado de vigilia, en qué medida andan pajareando en el día. Yo creo que cuando pajarean más es antes de la charla ¿no?...ustedes se vieran en los cotorreos antes de la charla. Es impresionante a veces, se olvidan de donde están, se entusiasman tanto conversando que es entretenido mirar desde afuera. Yo siempre los vengo a espiar aquí antes de la charla. No se dan cuenta ustedes, pero se vuelan totalmente; en qué medida controlan las emociones; en qué medida se han limpiado internamente. Todos esos son valores espirituales. En qué medida logran vencer sus propias pasiones. Entonces todas esas cosas constituyen los valores por los cuales la naturaleza da un salario, y ese salario es el progreso, el reconocimiento, el progreso espiritual de la persona, la jerarquía espiritual de cada cual. Yo estoy hablando de cosas muy concretas ¿no es cierto?...esto no son voladas, son cosas pero súper concretas; el nivel de vigilia de una persona, que yo sepa, no hay instrumentos para medirlo, pero no es difícil hacerlo. Lo que pasa es que para que a alguien le interese hacer un instrumento de esos tendría que despertar primero y a los despiertos no les interesa trabajar en eso, hacen otras cosas; pero no creo que sea necesaria mucha, demasiada ciencia e investigación para fabricar un instrumento que mida el nivel de vigilia; tampoco se hace porque, no es rentable. Entonces que cosa más concreta que el nivel de alerta de las personas.

Hablamos de esto, y es fácil darse cuenta que la mayoría de las veces la persona anda plana en el día, como dicen "down", o sea, como metida en una especie de mermelada mental ¿no es cierto?; o como si tuviera en la cabeza metido adentro un chicle, así como tardes de siesta en el trópico después de dos piñas coladas y un buen almuerzo. Entonces, naturalmente la persona anda con su mente nublada en esas condiciones, no tiene la capacidad de percatarse de la realidad tal como ésta es. Después, la medida en la cual la persona logra hacerse a un lado a sí misma en su forma de captar la realidad, en su estilo de captar la realidad. Nuestro instrumento de conocimiento tiene que funcionar de tal manera como para que evitemos proyectarnos, y esto es evitable por medio de esto que llamamos la impersonalidad. Fíjense que ustedes pueden hacer una experiencia que les va a permitir vislumbrar que esto es posible, o sea, no es que lo vayan a hacer pero algo van a sentir, van a vislumbrar. Imagínense por la noche antes de quedarse dormidos que ustedes no son personas, no son seres humanos, sino que se convierten en pura energía. Ustedes no saben por qué me rio...por una cosa bien tonta pero no importa, yo lo paso súper bien aquí, porque pasan cosas divertidas. Digo pura energía.¡ah...unos cuantos están ahora en ese momento que digo, o sea es justo en el momento del bostezo de unos cuantos! Bueno, imagínense antes de dormirse que son pura energía, que no tienen cuerpo físico, que son como una energía gaseosa, como una nube de energía, y que esta nube de energía empieza a alejarse del planeta tierra, y sube, sube, sube y queda en el espacio ahí. Y desde el espacio, sin ningún interés personal, sin ningún interés humano, despersonalizados totales, siendo pura energía, pero energía inteligente, miran la tierra, observan el mundo, observan los acontecimientos y opinan. Háganlo esta noche.

Por eso que son tan importantes lo que llamamos las prácticas ascéticas, los sacrificios mediante los cuales la persona se disocia del cuerpo físico, lo que yo llamo desdoblamiento hermético; el desdoblamiento hermético que es el auténtico desdoblamiento. Lo otro, eso de salir a volar en el doble etérico son cuentos para niños; es posible hacerlo, pero no tiene ninguna utilidad salvo ir a espiar al vecino. Y el que logra hacerlo lo van a castigar después. Entonces tampoco tiene ninguna gracia. El desdoblamiento hermético consiste en disociarse del cuerpo. Fíjense, cuando un hombre no está disociado del cuerpo, va a pasar una mujer muy sexy y el tipo va a sentir ciertas cosas, pero si el tipo esta disociado del cuerpo podrá decir: "¡ah!, que bonita la mujer", y no va a sentir nada más. Si el tipo está disociado del cuerpo, aunque hace tres días que no come, podrá sentir olor a comida, podrá ver manjares exquisitos, y no va a sentir nada, está disociado del cuerpo, está por encima del cuerpo. La persona al estar disociada del cuerpo se disocia también de la personalidad, existe como pura energía y puede, por lo tanto, pensar, reflexionar, meditar, sin dejarse influir por los apetitos del cuerpo, sin dejarse influir por intereses personales, porque nada de eso existe en ese instante; la persona ha ido mucho más allá del cuerpo, no tiene nombre, no tiene identidad en ese instante, en cierta forma se ha unido a todo el universo, y está en todo.

Bueno, entonces volviendo a las metas espirituales , mucha gente pregunta: ¿y cuando se llega a la meta?...los más ingenuos... ¿en cuántos años se llega a la meta? Bueno.... en unos 4860 creo yo. No, a la meta no se llega nunca, nunca. Por eso que Carlos Castañeda escribió un libro que se llama viaje a Ixtlan donde nadie entiende por qué nunca llegaban a Ixtlan, y hablan de que no se iba a llegar nunca. Ixtlan es un símbolo de la meta, que es la perfección. Se llega a una relativa perfección, pero la persona siempre va elevando su meta, es lógico. O sea, imagínense que la meta está a esta altura y el tipo se aproxima a esto. Al aproximarse eleva su meta inmediatamente, porque se amplía su capacidad conceptual; ya el tipo encuentra muy modesta la meta anterior, eleva el techo y,... por favor ..... despierten bien en este instante para que comprendan esto. Si la persona eleva el techo cada cierto tiempo, eso mismo le produce la sensación de no progreso. Siente que siempre está a la misma distancia de la meta, pero lo que no se da cuenta es que la meta la ha corrido varias veces, ya que, todo el tiempo está corriendo ese techo, y entonces el tipo siente que todavía esta muy lejos y le parece haber progresado poco. No es así, pues la meta ya se ha corrido muchas veces.

Vivimos en un universo infinito, por lo tanto, la perfección absoluta no existe, o si existe no podemos definirla. Sólo podemos aspirar a una relativa perfección. Esa relativa perfección no tiene fin, siempre va a constituir un proceso de perfeccionamiento cada vez mayor, mayor, mayor. Hasta que algún día, el individuo llegue a fundirse con Dios y forme parte de Dios, vuelva a su origen, o quizás, si especuláramos del punto de vista de la física, no del hermetismo, podría llegar a ser un Dios de otro universo quizás, el equivalente de Dios en un universo paralelo.

Creo que es tremendamente importante el definir en la forma mas concreta posible lo que es el avance espiritual. No tenerlo como algo difuso, como algo abstracto, como decir: "progreso espiritual, ¡que rico, que rico!... ¡claro, sí, yo quiero el progreso espiritual!". Pero la persona se imagina el progreso espiritual como alguien al imaginarse el cielo, se supone sentado al lado de Dios, ¿no es cierto?, Dios, un anciano de barba blanca sentado en un trono, y el tipo tocando un arpa ahí al lado de Dios por toda la eternidad. ¡que aburrido, ah!. Entonces, es importante definir lo que es el progreso espiritual, tener palabras claves para definirlo, frases claves, definiciones cortas, profundas. No estén buscando copiar al pié de la letra lo que yo diga, mediten ustedes sobre lo que es el progreso espiritual, dense cuenta la importancia que tienen determinados logros. Por ejemplo, solamente el dominarse a si mismo, que una persona logre dominarse a si misma, que logre dominar sus impulsos, imagínense todo lo que es si cuando una persona sintiera un impulso instintivo de algo, de insultar a alguien, de pegarle a alguien, o de hacer algo, la persona tuviera la presencia de ánimo para contar hasta cien primero, hasta cien, o hasta treinta y seis mil, hasta.... hasta lo que sea. Para hacer eso se necesita tener control de sí mismo, autodominio, para inhibir el impulso, no estoy hablando de reprimir...inhibir el impulso hasta analizarlo, pensarlo, reflexionar si eso es bueno, si es malo. Eso es actuar conscientemente; imagínense que uno con todo pudiera hacerlo así. A lo mejor, si uno tuviera en la vida suficiente tiempo para todo, cometería menos errores, si la vida durara quinientos años, si uno para hacer lo mismo que hace normalmente en cincuenta años dispusiera de quinientos años. Lógico que tendría mucho mas tiempo para que las decisiones de uno fueran mas aterrizadas; más profundas, menos posibilidades de equivocarse. Como yo he dicho, el tipo más ignorante, más estúpido del mundo, si viviera quinientos años, podría engañar a cualquiera después, ¿no es cierto?

¿Por qué es tan importante el definir en términos concretos lo que es ser espiritual?. Porque la persona tiene que saber, tener presente en cierta medida, la meta a la cual aspira, qué es lo que quiere, qué es lo que quiere en concreto, porque decir "espiritual, yo quiero ser espiritual", ....bueno. ¿y qué es eso?. Imagínese que a un tipo que no habla español, imaginemos a un japonés o a un chino, le decimos que una meta importante es "comerse un bistec a lo pobre"- en chileno así se lo decimos- "un bistec a lo pobre ", y el tipo lo repite.."bistec a lo pobre"; y a lo mejor vive años con la ilusión del "bistec a lo pobre" y ni siquiera sabe lo que significa; ¡cuidado!, porque para muchos de ustedes espiritualidad puede ser "bistec a lo pobre". Ni siquiera han reflexionado en términos concretos qué cosa es realmente ser espiritual, qué es lo que uno gana, qué es lo que consigue, cuál es la ventaja de eso. Obviamente, en la medida en que uno le dé importancia a algo, que uno valorice algo, que uno descubra los valores de algo. No es que uno vaya a poner sus expectativas en algo que no es valioso; porque hay dos posibilidades, hay gente que puede poner sus creencias, sus supersticiones en alguien, como pasaba con "la Yamilet", por ejemplo, la niña milagrosa ésta que había en Chile, que tanta gente del pueblo hablaba de los milagros de "la Yamilet", ponían su fe en ella, pero ese no es un valor en sí del objeto, es un valor puesto por la gente. En la medida que nosotros descubramos el valor de algo, valoricemos algo, vamos a tener fuerza para seguir por el camino que vamos, va a ser como un continuo descubrimiento de un premio. Por ejemplo: ¿cuántas horas esperarían ustedes para hablar con una visita, alguna persona importante que viniera a Chile?...no se que tipo de personalidad o que tipo de persona puede interesarle a ustedes, pero hablemos de hombres y mujeres, ¿cuántas horas esperarían las mujeres para hablar con.... creo que se llama Brad Pitt?, algo así, ¿sí?...¿saben las mujeres quien es Brad Pitt ?, ¿cuántas horas esperarían? o, ¿cuántas horas esperarían los hombres para hablar con Claudia Schiffer? . Bueno, da lo mismo cuantas horas, pero supongamos que ustedes supieran de muy buena fuente y estuvieran totalmente seguros y supieran que concretamente Jesús está en la tierra de nuevo y va a estar un día en tal parte, pero puede hacerse esperar sesenta horas o doscientas horas, pero no hay que moverse de ahí... ¿cuántas horas estarían dispuestos a esperar?...lo que sea, ¿no es cierto?, si tuvieran la convicción, lo que sea. A lo mejor esperarían hasta morirse de hambre ahí.

Por eso es tan importante descubrir la importancia del hermetismo, descubrir cuales son sus valores, lo que el hermetismo puede darnos; además comprender qué opciones tenemos sin el camino espiritual, fuera del camino espiritual, cuál es nuestro destino fuera del camino espiritual, y eso es lo que la gente no asume. Las fantasías, las esperanzas de la gente tienen un solo propósito: hacerles creer que pueden ser diferentes sus vidas de lo que han sido las vidas de otras personas . Lo cierto es que sin el camino espiritual nuestra vida es casi un sacrificio inútil, casi un vivir ¿para qué?: para procrear, para ganar dinero, para comer, para consumir, divertirse y nada más. Y después morirse y no hay más, todo eso con mil variantes; un tipo puede tener más o menos plata, puede acumular mayor o menor cantidad de bienes materiales, puede ser más o menos feliz en su relación de pareja, tener una familia más o menos numerosa, puede ser sano, puede ser enfermo, pero su vida va a ser lo mismo, previsible; o sea, cada día es un día menos. Espiritualmente, cada día es un día más; es lógico. Físicamente cada día es un día menos, espiritualmente cada día es un día más, porque es un día más de trabajo en el cual hemos acrecentado nuestra capacidad espiritual. Cuando la persona tiene claro eso, tiene fuerza, tiene motivación. Tiene que tenerlo tan claro, como puede ser la claridad de una persona que se está muriendo de sed ante lo que sería un trago de agua, una botella con agua bien helada en un día de calor y que la persona se esté muriendo de sed. Pero, qué es lo que pasa. Hay momentos de lucidez, momentos en que la persona si tiene esta certidumbre de la cual yo les hablo, momentos en los cuales la persona ve claro esto, aprecia y dice: "esto, es todo efectivamente, no hay más, ahí está el camino". Pero, el mundo es un carrusel, a la persona le duró esto mientras logró estar quieta internamente, y después el carrusel sigue girando, y entonces .. que la televisión, .. que las diversiones, .. que las vacaciones, .. que esto, . que lo otro, .. que la casa, que todas las preocupaciones del diario vivir, .. que los hijos, .. que la familia, .. que el dinero, .. que las distintas obligaciones. Entonces, ya la persona se marea y se emborracha. Se emborracha, y, lógicamente, esa certidumbre que tuvo se opaca, se opaca y disminuye, se vuelve plana, y la persona se queda enganchada en fantasías. Fíjense, de repente alguien pensaba venir a una charla y no viene, entonces bueno, ¿qué importa?... faltó a una charla, decimos, pero yo pregunto: lo que la persona hizo ese día, ¿la va a acercar al camino espiritual o va a ser un camino que se aleja?, lo mas probable. Hay casos y casos naturalmente, una persona puede no venir a una charla por fuerza mayor, porque que tiene que hacer algo realmente importante. Pero, alguien puede no venir, porque se enganchó en algo que le pareció divertido en un momento dado, que le pareció interesante y eso la engancha en otra cadena de circunstancias. Nosotros avanzamos en la vida por cadena de circunstancias, una cosa se encadena con otra, la ley de causa y efecto es una cadena de circunstancias y si nosotros en un momento dado nos enganchamos en una cadena de circunstancias distinta, supongamos una persona que dice: "ya, voy a hacer un curso", que se yo, de cualquier cosa, un curso de cocina por decir. Claro, puede ser muy útil eso, pero si la persona se descuida puede ser una cadena de circunstancias que la lleve en un sentido distinto de lo que pretende.

Las personas que encuentran muy difícil el camino espiritual, habría que decir: "por suerte, que bueno que es difícil". Las cosas en este mundo por lo menos para la gente que ha dejado de ser ingenua, se caracterizan o se dividen en dos tipos de cosas: las cosas difíciles y fáciles, las caras y las baratas. Las cosas difíciles siempre son valiosas, no hay nada difícil que no sea valioso, no hay nada fácil que sea valioso, todo lo fácil no vale. Salgan a la calle ustedes a recoger cosas. ¿Van a recoger oro en alguna parte por ahí?... van a encontrar toda clase de porquerías botadas, ¿no es cierto?... ¿por qué están botadas?... porque nadie las quiere, nadie quiere llevárselas. ¿Van a recoger en el centro alguna billetera que se le cayó a alguien?...claro. Existe una posibilidad entre no se cuantas; ¿van a encontrar un billete de cien dólares botado por ahí?, ¿van a encontrar un lingote de oro en la calle? No, no es cierto. ¿Qué es lo que hay?...sabemos las inmundicias que hay en la calle siempre, para qué las vamos a enumerar. Entren a cualquier lugar, ¿qué es lo más probable que haya?... ¿mal olor o buen olor?...el mal olor abunda más que el buen olor. Siempre nos damos cuenta que todo lo que requiere más una organización, un nivel de organización y de trabajo mayor para existir, necesariamente es más valioso y más caro, evidentemente. Hay unas figuras chinas que son unas esferas de marfil que van una dentro de la otra. No me acuerdo cuantas hay, no se si son treinta y seis partiendo de la externa hasta la mas pequeñita de adentro y un artesano, un sólo artesano trabaja entre tres a cinco años para hacer una de estas piezas, no pueden ser baratas, ¿no es cierto?...cinco años de su vida. Puede haber imitaciones, algo que parezca marfil y se vea la bolita de afuera y pareciera haber otras bolitas adentro y no las hay, pero no tiene nada que ver, son dos cosas absolutamente distintas. Es como el oro o lo dorado, y ese es uno de los problemas en la vida, la gente no distingue entre el oro y las cosas color oro. Todo el tiempo las personas ven algo y creen que encontraron el oro, y no pues, era color oro no más, y ese color con el uso se deteriora rápidamente y aparece a lo mejor el metal oxidado debajo; esto incluye a las personas por supuesto, a las personas color oro. De hecho, el narcisismo es eso, querer ser color oro, ¿para qué?, para que aplaudan los chanchitos con su manera que ya la conocemos ya. Nunca he podido entender yo a los seres humanos, por qué les gusta el aplauso; encuentro rara, definitivamente rara a la gente; yo sé que a mí me encuentran muy raro, pero yo encuentro más rara a la gente. Por último, fuera el aplauso de alguna persona importante, el aplauso de algún sabio, alguna persona realmente significativa, por último, pero ni siquiera eso. Lo único que nos importa es la aprobación de la naturaleza; si la naturaleza nos aprueba, estamos al otro lado, podemos sentirnos realizados y la naturaleza va a aprobar siempre todo lo que nosotros hacemos en forma honesta... si somos honestos, transparentes, la naturaleza nos va aprobar. La gente se enreda siempre entonces en la vida con esto de las cosas fáciles, las promesas fáciles, dinero fácil, amor fácil, cosa fácil. Persigue metas muy cortas. Como que se ha perdido eso de buscar cosas que no importa el tiempo que duren, pero son tan importantes.

Con el hermetismo, por ejemplo hay gente que pregunta: ¿cuánto dura el estudio de esto? Esto no es un estudio, es un estilo de vida, es un estilo de vida y se trata de vivir espiritualmente con todo lo que esto involucra. Naturalmente que si una persona logró vivir espiritualmente no va a preguntarse: "¿oye, cuántos años voy a tener que vivir espiritualmente?...al contrario, la persona va a decir: "Ojalá pueda mantener siempre esto", y su temor sería que no pudiera seguir en eso, y no el tener que seguir.

Yo decía que en esto del progreso espiritual una de las cosas importantes también es decodificar la propia vida, la propia circunstancia vital. Es distinto la propia vida de lo que es la circunstancia vital: la propia vida es la vida en conjunto, en su totalidad, y la circunstancia vital son los episodios por los cuales tenemos que pasar en nuestra existencia cotidiana. Los distintos episodios, a veces que duran mucho, situaciones que pueden durar meses o años, y otras que son breves de una hora, de cinco minutos, un día. Todo eso tenemos nosotros que observarlo y comprenderlo, porque tiene un significado; la gente no le encuentra significado, porque se ciega con sus propias acciones. Como lo que el sujeto hace en su vida diaria le resulta tan familiar, deja de verlo; si un tipo empieza a robar, por ejemplo, después de un tiempo robar lo encuentra tan natural, no le llama la atención robar, lo encuentra lógico, y lo que le va a llamar la atención es que otros pudiendo robar no lo hagan.

¿Qué cosas debe decodificar la persona en su vida? En primer lugar lo que la persona hace corrientemente y por qué lo hace. Es obvio que si la persona trabaja en algo es. porque necesita comer, ¿no es cierto?, pero ¿por qué eligió?, ¿cómo llegó a ese tipo de trabajo, o a ese tipo de actividad lucrativa?. Puede ser profesional, puede ser empresario o puede tener un empleo, una actividad lucrativa.¿por qué en un caso, por qué no, en otro?, ¿qué le está tratando de enseñar la vida con eso? Hay veces que todo lo que pareciera ventaja puede ser una desventaja, o todo lo que pareciera desventaja puede ser una ventaja; ¿por qué un tipo es médico?...por ejemplo, existió un tipo en Chile muy conocido, sobre lo que se ha escrito mucho, Jaime Daltes, que era un médium, un tipo en el cual se manifestaba, según se dice, el espíritu de un médico alemán creo, algo así, ya fallecido, y Jaime Daltes hacía curaciones y efectivamente curaba personas. Entonces ¿por qué?, ¿cómo un tipo puede estar en esa circunstancia vital tan extraña?, ¿cuál sería el karma que tenía para que tuviera que prestar su cuerpo para que alguien, una entidad X actuara a través de él, para pagar otro karma echándose encima los problemas de otras personas? ¿Por qué, un tipo, entonces, va a ser quizás un modesto empleado en un lugar y va a ser empleado toda su vida? No tiene nada de malo de ser empleado, todo trabajo ennoblece a la persona, pero ese tipo podría no ser empleado, podría ser independiente o podría ser un profesional brillante o que se yo,¿por qué es esta circunstancia u otra?, ¿qué es lo que la vida quiere enseñarle?. La gente tiene que entender que cuando se pega en una situación en la vida ... por favor escuchen.. cuando una persona se queda pegada en una situación, es porque no quiere comprender la lección . Quedarse pegado en una situación es lo mismo que repetir curso; una persona repite curso cuando no se ha aprendido la lección. Entonces se queda en lo mismo, lo mismo, lo mismo, y lo mismo. Analicen ustedes en qué cosas se han quedado pegados, qué cosas repiten, en qué cosas no han podido cambiar, y eso es la lección que tienen que entender, es eso en lo que tienen que trabajar. Y, van a saber qué han sido exitosos, cuando comprendan lo que la vida quiere enseñarles; van a saber que tuvieron éxito, porque inmediatamente va a cambiar la situación, y van a despegar, van a salirse de eso. Porque, por ejemplo, hay hombres, mujeres que no les ha ido muy bien en su relación de pareja, o en el amor, y que buscan a otras personas, por ejemplo, una mujer que está con un hombre por clasificarlo de alguna forma, digamos ese hombre es ABX, un hombre tipo ABX; entonces a la mujer le ha ido mal y no quiere saber nada con ese hombre, y busca, busca y de repente encuentra a otro tipo,.¿cómo es ese tipo?,.ABX .No es de otra forma, pero con un disfraz distinto. ABX, pero muy bien disfrazado. Rompe con ese, porque tampoco le resulta. Deja pasar mas tiempo, cinco años, encuentra a otro ABX, ¿qué significa eso, coincidencia?...no pues. Y ¿cómo sabemos si hace cinco encarnaciones está pegada en el ABX?; porque no quiere aprender la lección. Si la persona aprende la lección, si comprende que es lo que la vida quiere enseñarle a través de eso, va a poder cambiar esa circunstancia; si no, la persona tiene que resignarse, decir: "bueno...no he sido capaz de comprender, con resignación voy a tomar esto y voy a sufrirlo con resignación no más, como un mal necesario". Pero no hacer como los niñitos que le echan la culpa al profesor, que le echan la culpa al sistema, que la enseñanza es mala, que el profesor le tiene antipatía. No, no es el caso este, no cabe suponer antipatías a Dios, ¿no es cierto?, o simpatías a Dios.

Después, es muy importante en el camino espiritual recordar qué cosa es esta vida, comprenderla, ponerle nombre a esta vida, catalogarla. Yo siempre he dicho, para muchas personas esta vida es la casa de Irene, hablemos de los hombres. Habría que inventar un nombre equivalente para las mujeres; pero lo cierto que esta vida es una escuela, esta vida es apenas un alto en el camino, es una oportunidad para perfeccionarnos. Nuestra vida es muy breve, es un suspiro apenas en nuestro camino y el objeto es perfeccionarnos. En la medida que la persona no haga eso, entonces, va a tener que reencarnar, reencarnar, reencarnar una y otra vez miles de años y seguir pegada en las mismas cosas, hasta que quizás se acabe la vida. Según las tradiciones herméticas, ya se ha acabado la vida antes sobre el planeta tierra. La vida humana tal como la conocemos y los libros sagrados hindúes, los más antiguos, hablan de rondas de vida, que cada tantos años se produce una ronda de vida, o sea, que hay un tiempo en el cual esa humanidad puede evolucionar y los que no evolucionan en ese tiempo quedan rezagados, y se disuelven, se acaban, se reintegran a la tierra, o lo que sea; o entran o repiten curso, ¿no es cierto? Ahora, el mundo desde el punto de vista material, ¿quiénes son los materialmente más poderosos en el mundo?: los que repiten de curso, obvio, los que repiten curso en cualquier colegio o en la universidad son los que se conocen todo el ambiente, conocen a los profesores, conocen toda la materia, saben lo que hay que estudiar, están en su elemento. Ahora, un tipo que ha repetido curso tres veces, imagínense, se las sabe todas; entonces hay repitentes de curso en este planeta, los que no evolucionaron antes y entraron en la otra ronda, y que a lo mejor tampoco van a evolucionar en esta ronda.

El estudiante tiene que decodificar la causa de sus sentimientos habituales : ¿por qué experimenta las emociones que tiene comúnmente?, ¿cuál es el propósito, la causa de esas emociones?, ¿qué persigue con eso?, ¿qué cosa las gatilla y que persigue? Siempre he insistido yo en la necesidad de hacer un listado de emociones. Por ejemplo, hablando de las mas elementales: rabia, alegría, frustración, decepción, ambición, codicia, caridad, amistad, que se yo, pero las cosas que realmente el tipo se da cuenta que siente. Puede ser envidia, puede ser rabia, puede ser depresión, tristeza, melancolía. Hacer una lista de cuáles son las que lo afectan preferentemente, y después, averiguar que gatilla esas emociones, por qué esas emociones se ponen en movimiento, para darse cuenta de su mecanicidad. Siempre la tristeza se va a gatillar por los mismos elementos, las mismas cosas, por lo general, porque se cayó su autoestima. La tristeza va un poco unida a la depresión. ¿Por qué la persona se puso alegre?...se supone, que de esto que llaman estados de ánimos han existido teorías que están relacionados con los humores corporales; se dice que los sujetos melancólicos son biliosos, por ejemplo, que esto está relacionado con la bilis, con la influencia de ciertas vísceras. Pero, en todo caso no es eso lo que interesa, sino saber por qué una persona es triste, por qué una persona es inconformista, por qué una persona es quejosa, por qué se queja siempre, por qué una persona no acepta lo bueno que tiene; qué persigue con eso...buscarle una explicación; ya que, no es porque si. Los hombres que no entienden a la mujer, por ejemplo, que de repente llegan a la casa: "No....., pero...si me he portado tan bien y todo ha sido tan bonito y mi mujer estaba con la cara mas larga que quién sabe qué". Por algún motivo sería. O sea, tratar de entender por qué estaba ella con la cara larga, ver la lógica de eso, que de seguro tiene una lógica. No decir: "es que es idiota"., como dicen algunos.

Analizar las áreas en las cuales se ha estado fracasando, por qué uno no ha podido tener éxito en determinada área; poner en claro qué es lo que uno se propuso y tratar de describir eso en la forma más completa posible. Fíjense, de repente alguien puede decir: "si, yo me propuse ganar mas plata", y cree que con eso está todo dicho. Ganar más plata, eso es absolutamente vago. ¿Cómo se propuso ganar más plata?, ¿cómo esperaba ganar mas plata?, ¿cuánto dinero y en cuánto tiempo?, ¿qué sacrificio iba a hacer para eso?, ¿cuál iba a ser su capacitación para eso?, ¿cuál iba a ser su horario de trabajo?, ¿cómo iba a ordenar su vida el tipo?, ¿qué estaba dispuesto a dar por eso? O sea, hacer un análisis lo más extenso y profundo de eso, para poner en evidencia el hecho de que las personas se niegan a veces a profundizar determinadas cosas. Ya....por ejemplo, una mujer puede decir: "¡ ya ... yo quiero encontrar al hombre de mi vida!", y listo, y se queda feliz con eso nada más. Dice "no, yo quiero encontrar al hombre de mi vida y estoy trabajando internamente para eso". Fantástico y punto y nada más. Bueno, y.... ¿cómo quiere a ese hombre?, ¿y cuáles son las cualidades que ella tiene para encontrar a ese hombre, para que ese hombre se interese en ella?, ¿qué es lo que ella ofrece, qué es lo que está dispuesta a dar?, ¿qué va a pasar cuando encuentre a ese hombre?, ¿le va a dejar su espacio o va a empezar a apretarle las "tuercas"? Sabemos que cuando la mujer se siente angustiada por temor de perder al hombre, porque esas son las incongruencias de estas situaciones. Una persona se siente angustiada por la carencia de algo, y cuando tiene eso, se angustia por el temor a perderlo. Como le ocurre a la gente que tiene mucho dinero; también se angustiaban cuando no tenían dinero y cuando tienen muchas cosas se angustian por el miedo a perderlo. Especialmente los que tienen invertido dinero en acciones, por ejemplo, están todos los días mirando la fluctuación de la bolsa y se les sube el estomago de repente cuando empiezan a caer sus acciones. Entonces, la mujer desea tener un hombre en un momento dado, y cuando lo tiene, puede sentir la angustia de perderlo. ¿Por qué?...porque se produce cierto nivel de dependencia, lo cual es lógico. Pero esa angustia la lleva a ser más dominante, lo que yo en tono liviano lo llamo "apretar la tuerca". Es como poner condiciones, ¿no es cierto?, es ser más controladora con el hombre, y naturalmente el hombre se molesta por eso, aunque no se de cuenta, algo percibe y se molesta. Y todas esas cosas la mujer las tiene que tener presente a la hora de desear eso. No puede ser la cosa así tan volada, como así, "ya, quiero tal cosa y punto". No pues. ¿Qué mérito tengo yo para conseguir eso? Imagínense que algunos de ustedes dijeran: "ya, yo quiero ser presidente de Chile".ah...perfecto, por qué no. Pero, a ver, ¿qué méritos tienes para ser presidente?...cuéntanos....a ver, ¿eres buen orador?.. para poder hablarle a la gente de manera de entusiasmarla, de manera que la gente te entienda. ¿Qué es lo que sabes de organizar un país? Bueno, y el tipo empieza a analizar y en realidad no tiene condiciones para ser presidente, le queda el puesto grande quizás. Probablemente, y no es que ser presidente de una nación requiera de habilidades especiales, más bien yo diría que quizás lo más importante es el criterio, porque el presidente de una nación no necesita ser técnico en cosas muy importantes, para eso, se rodea del equipo adecuado. Lo que sí tiene que tener es sentido común y criterio.

Para cada persona, entonces, su análisis de los fracasos, su análisis de los logros, es muy importante. Saber por qué logró tal cosa. También qué es lo que hizo para conseguir lo que logró; por qué logró eso y no ha logrado lo otro. Y siempre preguntarse: ¿y qué es lo que la vida quiere enseñarme?, ¿qué es lo que me está mostrando la vida? Esa es la pregunta clave. Si una persona llegó aquí al instituto, ¿por qué llegó al instituto?...la vida lo trajo aquí, lo esta premiando. La vida le dijo: "llegó el momento de que hagas tales o cuales cosas". La persona sabrá como maneja eso. Recuérdense de que estamos hablando de decodificar la propia circunstancia vital. No importa lo que a uno le pase, todos los días están pasando cosas más o menos diferentes. ¿Por qué?...analizar eso. Todo tiene una explicación siempre, todo tiene una causa lógica, concreta. Por medio de esta decodificación la persona se vuelve más flexible. La persona ve la importancia de comprender una lección, de aceptarla y asumir aquello, y cuando lo hace, lo hace de corazón, y asume aquella lección. Cambia su vida, quiero decir, pasa a otra cosa, y así sucesivamente, se produce el progreso espiritual, siempre comprendiendo situaciones que nos afectan, y que no las vemos, que somos ciegos, cosas para las cuales somos ciegos. Yo comentaba, por ejemplo, lo que pasa cuando le llamamos la atención a personas en la escuela sobre determinados problemas que tienen, sobre determinadas cosas que están haciendo mal, y las personas en vez de abrirse, se defienden, se ponen un escudo, se ponen más ciegas, y entonces se quedan pegadas en eso...en vez de avanzar se van a quedar pegadas.

Les recuerdo, entonces, que esta noche hagan el ejercicio de pensar que dejan de ser un cuerpo físico, dejan de ser una persona, que son pura energía, energía gaseosa o energía eléctrica, o como quieran, que esta energía sale del planeta tierra, va al espacio, y que desde el espacio observa la tierra, sin ningún interés individual o personal.

Por hoy día llegamos hasta aquí solamente.

Imprimir
 
Enviar a un amigo
Página optimizada para 1024x768, para los navegadores Internet Explorer 7.0 en Windows, Safari 4.0 en Mac y en Windows, y Mozilla Firefox 3.0 en Windows, o superiores.