La Enseñanza / Los 7 Principios / Generación

"El género está en todo; tiene sus principios masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos"

Conceptos

Género es el impulso de la vida, que no se puede originar ni mantener sin la presencia del polo positivo y negativo.

El Universo, en constante cambio, fluctúa entre ciclos de transformación y creación. A nivel físico, por ejemplo, la fuerza de atracción hace girar los electrones (negativo), alrededor del protón (positivo). En los animales y en los seres humanos este ritual de la vida se repite: los espermatozoides son atraídos por el óvulo y cuando uno de ellos logra penetrarlo, sucede la concepción.

Los problemas de la vida, por ejemplo, constituyen el polo negativo, fuerza que al ser fecundada por una energía positiva y generadora, permite lograr lo que se desea. El progreso espiritual también puede verse desde esta perspectiva: así se crea la conciencia, a partir del choque entre la inercia y el poder de la voluntad, dirigida por una mente despierta.

Esta ley, nos muestra cómo los principios masculino y femenino están siempre en acción en la Naturaleza. En cada uno de los planos, la energía femenina busca su unión con lo masculino, absorbe de éste lo activo y produce una fuerza nueva. Lo masculino es lo generador y lo femenino lo concebidor.

La Generación se manifiesta en todos los planos. Esto quiere decir que tanto a nivel físico, como mental, emocional y espiritual este principio actúa, generando de forma constante elementos nuevos en nuestra vida.

 

Ejercicio 1:

Revisa tus proyectos en pareja:

  • Recuerda aquellos proyectos que has abordado con tu pareja y el proceso por el cual habéis pasado hasta su logro, o su fracaso o  abandono.
  • Revisa, en cada uno de los casos, el grado de armonía existente entre los dos miembros de la pareja.
  • Revisa en qué medida, en cada uno de estos proyectos:
    • El objetivo interesaba a ambos, no interesaba por igual o era de interés solo para un miembro de la pareja.
    • Concernía a ambos o a uno solo, y en este último caso, si la otra parte quedaba al margen, solo se pedía su conformidad, o incluso ni eso.
    • Se llegaba a un consenso en las decisiones correspondientes o por el contrario, éstas se tomaban de forma unilateral.
    • Se compartían los avances, los éxitos, las dificultades, o estas vicisitudes quedaban desigualmente vivenciadas.
  • Seguramente después de este análisis, podrás llegar por ti mismo a conclusiones interesantes que tienen que ver con el Principio de Generación.


Ejercicio 2:

Genera un cambio concreto en ti mismo:

  • Elige una cualidad que deseas desarrollar en ti: por ejemplo orden -sinceridad - amabilidad - confiabilidad.
  • El polo negativo está representado por tu comportamiento habitual, en este caso por todo lo que resulta contrario a la cualidad que quieres incorporar.
  • Pon en marcha la fuerza positiva para generar el cambio:
    • Averigua la forma en que actúa tu comportamiento habitual alejándote de la cualidad que quieres incorporar.
    • Define el tipo de actitud y de conducta que están más de acuerdo con la cualidad que quieres incorporar.
    • Observa a personas que tengan esa cualidad que quieres desarrollar.
    • Actúa con voluntad imponiéndote el cambio.
    • Mantén el objetivo, la motivación y la autosuperación.
  • Observa, durante el proceso, qué es lo que sucede contigo:
    • Internamente: nivel de alerta, autoestima, actitud hacia ti mismo y hacia los demás.
    • Externamente: esfuerzo necesario para mantener el cambio, consecuencias en tu vida cotidiana.
Imprimir
 
Enviar a un amigo
Página optimizada para 1024x768, para los navegadores Internet Explorer 7.0 en Windows, Safari 4.0 en Mac y en Windows, y Mozilla Firefox 3.0 en Windows, o superiores.