La Enseñanza / La Filosofía Hermética

Por qué hermetismo se llama hermetismo

La esencia del Hermetismo radica en que debe ser aprendido, estudiado y practicado en un alto, o al menos aceptable nivel de conciencia o vigilia (ver sección Hipsoconciencia). Esto es, nuestro órgano de comprender debe de estar razonablemente afinado y debe estar “en forma”.

De ahí quizás vino la creencia histórica de que el hermetismo era algo “cerrado” o “impenetrable”, en el sentido de que lo es efectivamente, si nuestro nivel vigílico es extremadamente bajo, si nuestra percepción de ver la realidad tal como ésta es, es prácticamente nula, o si nuestro órgano para comprender en profundidad no está lo suficientemente ejercitado.

En cambio el hermetismo se muestra como una ciencia transparente, simple y abierta para cualquier estudiante, con un nivel normal de inteligencia, desprejuiciado, con sentido común y con criterio.

En realidad uno de los objetivos del hermetismo es superar las limitaciones mentales propias de nuestra imperfecta condición humana, ampliar el nivel de conciencia de forma que nos permita desvelar las claves más profundas de la realidad y de nuestras vidas.

Todo aquello que no somos capaces de comprender, resulta efectivamente oculto, "hermético", cerrado para nosotros, aun cuando sea una realidad que se encuentra delante de nuestros ojos. Lo que ignoramos es infinitamente superior a lo que sabemos. El Hermetismo se “aprende” desde el ser interno real de cada persona y no a través del simple intelecto, razón por la cual nuestro ser interno tiene que estar algo cultivado para poder comprender.

Es importante notar que la práctica de esta enseñanza, es la que nos va a demostrar si el hermetismo funciona o no, siempre en base a resultados concretos.

La palabra hermetismo, viene como homenaje al filósofo egipcio Hermes Trismegisto (XX a. de c.), inspirador de la Filosofía Operativa creada por Darío Salas Sommer. Hermes fue el primer filósofo que conocemos, que estableció una filosofía no retórica, o exclusivamente “de estudio”, o de simple teoría intelectual, sino un sistema práctico de pensamiento para operar en nuestras propias vidas, mejorar nuestra realidad, conseguir paz interna, satisfacción con uno mismo, y éxito material y espiritual.

Página optimizada para 1024x768, para los navegadores Internet Explorer 7.0 en Windows, Safari 4.0 en Mac y en Windows, y Mozilla Firefox 3.0 en Windows, o superiores.