La Enseñanza / Hipsoconciencia / Respiración y Conciencia

¿Para qué nos sirve estar alerta? Y... ¿cómo lo conseguimos?… ¡Respirando!

Existen múltiples maneras de elevar el nivel de consciencia, uno de ellos es a través de la respiración. Al respirar conscientemente se establece un estado psíquico totalmente diferente a cuando se respira en forma mecánica e involuntaria.

Conceptos

La elevación del nivel consciente en forma voluntaria es un método que lleva a la persona a un estado de alerta. Hipso-conciencia es el término adoptado para designar la esencia de este método, es decir, elevación de la conciencia, ó elevación del NIVEL CONSCIENTE.

Los ejercicios de Hipso-conciencia van destinados a promover el despertar de la persona y el desarrollo del YO.

Introduce a la persona en un nuevo estado de conciencia permitiendo así, darse cuenta de:

  • Qué es lo que realmente le ocurre
  • Qué es lo que decide vencer para aliviar su estado anímico
  • Y con qué actitud interna enfrentará dicha circunstancia

Hay varias formas de abordar estas prácticas; comenzaremos por la educación del proceso respiratorio a través de determinados ejercicios respiratorios.

Pero, antes tratemos de responder las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es la respiración?
  • ¿Cómo influye la respiración en los estados anímicos?
  • ¿Cuáles son los beneficios de la reeducación de la respiración?

La respiración es el flujo de la vida orgánica. Es el único contacto ininterrumpido que mantenemos con la madre naturaleza, y que a manera de cordón umbilical nos suministra los elementos necesarios para nuestra manutención. La suspensión de este vínculo significa la muerte.

Nuestros estados anímicos e imaginativos se corresponden con nuestro particular modo de respirar. La persona que respira profundamente siempre tiene más energía psíquica y biológica. El que respira superficialmente es generalmente tímido y asténico.

La correcta respiración es una de las causas determinantes de una buena salud, de un sistema nervioso equilibrado, de un estado emocional sereno y de una mente alerta.

El proceso respiratorio es la única función vegetativa (involuntaria) que puede ser influenciada por nuestra voluntad. Es decir, al inspirar voluntariamente en forma profunda estamos imponiendo nuestra voluntad sobre el sistema vegetativo.

La educación y el dominio de la respiración permiten extender la influencia volitiva a reacciones emocionales y nerviosas que están fuera de nuestro control.

Existe interacción entre nuestra actividad mental y emocional y el proceso respiratorio. Al estar plácidos, nuestra respiración se torna más rítmica, suave y pausada; cuando estamos tensos, el flujo respiratorio es entrecortado, arrítmico y superficial; al recibir un impacto emocional tiende a paralizarse. Cuando estamos concentrados, respiramos suave e imperceptiblemente; al dejar vagar nuestra mente el proceso se hace irregular.

Ejercicios

¿Qué funciones tienen los ejercicios respiratorios?

Los ejercicios respiratorios tienen como función:

  • Elevar el nivel consciente.
  • Vitalizar el sistema nervioso.
  • Producir un estado de relajación, equilibrio, calma y tranquilidad.
  • Cambiar nuestro estado psíquico.


Ejercicio Nº 1 - Respiración matinal

Realiza este ejercicio para aumentar la vitalidad antes de iniciar tus actividades diarias:

1ª etapa: de pie, con los ojos cerrados, talones juntos, puntas de pies separadas, columna vertebral derecha, barbilla levantada. Con los brazos estirados y rígidos juntar las palmas de las manos por delante a la altura del estómago. Las yemas de los dedos deben tocarse.

2ª etapa: comenzar a inspirar haciendo presión suavemente con el estómago hacia fuera, y levantando gradualmente ambos brazos a medida que se inspira, hasta que los pulgares lleguen a la altura de la barbilla.

3ª etapa: se continúa el movimiento abriendo los brazos hacia los lados hasta llevarlos bien atrás, momento en el cual deben haberse llenado los pulmones. Se retiene el aire durante unos segundos.

4ª etapa: comienza al iniciar la exhalación, momento en el cual se aflojan brazos y manos y se bajan suavemente a medida que se va exhalando, hasta que las palmas de las manos llegan a tocar los costados de las piernas, posición en la cual deben haberse vaciado completamente los pulmones.

5ª etapa: pausa de descanso antes de repetir el ejercicio completo.

Es necesaria una versión más moderna del Adobe Flash Player.

getflashplayerGet Adobe Flash player

Ejercicio Nº 2 - La respiración completa

De pie, con los pies un poco separados, la cabeza erguida y los hombros hacia atrás, se comienza a inspirar dilatando el abdomen, proyectándolo con cierta fuerza hacia delante hasta que se presente ligeramente abombado. Se continúa la inspiración hasta llenar los pulmones, dilatando ahora el tórax, con lo cual se deprime en forma natural el abdomen. Al espirar debe procurarse contraer el abdomen suavemente para facilitar la eliminación del aire residual.

Esta es una animación explicativa de este ejercicio:

Es necesaria una versión más moderna del Adobe Flash Player.

getflashplayerGet Adobe Flash player

Ejercicio Nº 3 - Respiración imperceptible

De pie, sentado o acostado, se comienza por "sentir" el flujo y reflujo del aire, localizando dicha sensación en la dilatación y depresión pectoral. Siente cómo los pulmones se inflan y desinflan, exactamente igual como un globo. Continúa hasta que te sientas identificado con tu ritmo respiratorio. A continuación, procura reducir la velocidad respiratoria hasta que tu respiración sea imperceptible y totalmente silenciosa. Prosigue hasta lograr relajarte completamente o cambiar tu estado mental o emocional.

Esta es una animación explicativa de este ejercicio.

Es necesaria una versión más moderna del Adobe Flash Player.

getflashplayerGet Adobe Flash player

Plan de entrenamiento

Para poder valorar mejor el resultado de este entrenamiento, conviene que antes de iniciarlo realices la primera fase de la autoevaluación (ver abajo).

Objetivos:

Que el estudiante o practicante sea capaz de:

  • Aumentar la capacidad de atención.
  • Obtener calma y tranquilidad disminuyendo la tensión.
  • Mantener mayor vigor.
  • Elevar el tono mental.

Fases:

Primera Semana:

  • Ejercicio: Respiración matinal.
  • Duración: 10 minutos.
  • Frecuencia: Todos los días al despertar..

Esta primera fase pretende tomar conciencia del inicio del día con un acto voluntario relacionado con la energía vital que tomamos de la naturaleza a través del acto de respirar.
Este ejercicio eleva el tono mental y permite acumular energías para el día.

Segunda Semana:

  • Ejercicio: Respiración completa.
  • Duración: 5 a 10 min.
  • Frecuencia: 1 vez al día.

En este período se centra la atención en la mecánica o movimiento del tórax durante la respiración. El propósito es aprovechar al máximo la inspiración y ventilación pulmonar y cambiar los estados de ánimos negativos o demasiado eufóricos.

Tercera Semana:

  • Ejercicio: Respiración imperceptible.
  • Duración: 5 a 10 min.
  • Frecuencia: 1 vez al día.

Esta fase pretende ejercitar el control sobre si mismo, lograr la relajación e identificación con su ritmo respiratorio.

Cuarta Semana:

Realizar todos los ejercicios durante el día, de acuerdo a las necesidades de cada uno. Siempre comenzar por el ejercicio de la respiración matinal.

Autoevaluación

ELEVACION DEL NIVEL CONSCIENTE PARA UNA VIDA MEJOR   

Para orientar la autoevaluación que proponemos, destacaremos algunas características que reflejan un alto nivel de consciencia:

  • Dominio de si mismo.
  • Relajación voluntaria.
  • Una actitud permanente y estable de calma y tranquilidad.
  • Mejoramiento de la salud y aumento de la vitalidad.
  • Mayor rendimiento en el trabajo con menor fatiga.
  • Liberación de ideas perturbadoras.
  • Aislamiento de la influencia negativa ambiental.
  • Retardamiento del proceso de envejecimiento.
  • Autodeterminación.
  • Utilización voluntaria de la mente para alcanzar el éxito.
  • Mejoramiento de la capacidad de adaptación y mayor flexibilidad intelectual.
  • Superación espiritual, moral e intelectual.

Te recomendamos que imprimas esta autoevaluación y la completes en dos oportunidades:

  • Antes de realizar el programa de entrenamiento, para conocer el punto de partida en cada uno de los aspectos.
  • Después del programa de entrenamiento para evaluar los resultados con el punto de referencia de la primera autoevaluación.


Evalúa estos aspectos de tu persona, seleccionando las siguientes alternativas:

    A   B   C
Estado de Salud Buena Regular Mala
Nivel de energía vital Alto Medio Bajo
Nivel de relajación Bueno Medio Malo
Quietud mental Alta Mediana Baja
Capacidad de concentración Alta Mediana Baja
Creatividad Alta Mediana Baja
Control emocional Alto Medio Bajo
Nivel de angustia Bajo Mediano Alto
Nivel de tolerancia Alto Medio Bajo


Realiza tu propia conclusión acerca de los logros de tu trabajo práctico:

Revisa si la mayoría de tus respuestas fueron A, B o C, y según el resultado lee el párrafo que corresponda a continuación:

Si en tus respuestas finales hay mayoría de A, esto significa que estás realizando un trabajo consciente y verdadero. Debes continuar acentuado la frecuencia y la impecabilidad en la realización de cada uno de los ejercicios. Has descubierto una nueva forma de consolidarte como persona centrada en formar una identidad individual.

Si en tus respuestas finales hay mayoría de B, tu nivel de logros es discreto y revela que aún debes dedicar más tiempo y quizá un compromiso más firme que te haga ser más constante. Aunque hayas conseguido mejorar ciertos aspectos, puedes conseguir resultados mejores.

Si en tus respuestas finales hay mayoría de C, esto significa que tus conclusiones tienen un nivel deficiente. En este caso recuerda que los mecanismos inconscientes que mantienen nuestra conducta son difíciles de vencer si no es con mucha fuerza de voluntad y motivación interior. Inténtalo nuevamente porque sin duda, más de alguna vez en la práctica de alguno de los ejercicios propuestos sentiste quietud, armonía y paz interior. Los resultados que mejorarán tu vida te están esperando, y solo dependen de ti.

En cualquiera de los casos: compara tus resultados y observa en cuáles has mejorado más y en cuáles menos. Esto te dará una idea de la dirección hacia la que debes dirigir tu esfuerzo y tu trabajo personal a partir de ahora. Todos tenemos aspectos que nos resultan más costosos, más difíciles de vencer, y son estos aspectos, no superados, los que drenan más nuestra energía vital.

La elevación del nivel de consciencia permite a la persona acercarse más a la realidad y a enfrentar las dificultades con poder y firmeza manteniendo el optimismo y la alegría por vivir, comprendiendo que todas las experiencias son utilizables para la superación espiritual , moral e intelectual , es decir, el desarrollo integral de sí mismo.

Imprimir
 
Enviar a un amigo
Página optimizada para 1024x768, para los navegadores Internet Explorer 7.0 en Windows, Safari 4.0 en Mac y en Windows, y Mozilla Firefox 3.0 en Windows, o superiores.